TONO  
       
Dicho en palabras simples, el tono en el dibujo no es otra cosa que la “diferencia de intensidad entre el blanco y el negro”. Lo que al observar la naturaleza llamaríamos “diferencia de intensidad entre la luz y la sombra”.
Es la luz (y por consecuencia la sombra), las que definen la forma de un objeto o figura. Por lo tanto es a lo que pondremos más atención a la hora de definir y realizar un dibujo con tonalidades.
Si observamos cualquier objeto, en este caso usaremos una manzana, y le acercamos una fuente de luz o foco, veremos que entre la luz y la sombra se producen diferentes tonalidades.
 
         
             
   
 
         
                   
   

Cuando queremos representar una realidad desde el punto de vista “tonal”, En esencia debemos tratar de conseguir la mayor cantidad de grises entre el negro y el blanco.
Eso es algo básico en la armonía tonal. Pero también debemos entender que las texturas en la naturaleza son muy distintas unas de otras como la corteza de una árbol o la superficie lisa de una manzana. Es por eso que debemos aprender a deslizar el lápiz de tal forma que podamos interpretar fielmente dichas texturas. Vamos a ver algunos ejemplos de lo aquí expuesto.

   
     
   
                       
                         
   

Lo importante, a mi juicio, en el estudio del tono, es como logramos las diferentes graduaciones de este mismo con los medios que usaremos. También debemos hacer un pequeño paréntesis ya que los conceptos tienden a confundirse. Es así como al estudiar el tono en color, (hasta aquí estamos viendo en dibujo, o sea, un color o dicho de otra manera, blanco y negro) las definiciones y diferencias varían bastante entre algunos autores, los que mezclan en algunas ocasiones los conceptos de “valor”, “saturación”, como partes del tono lo que no es erróneo sino que tienden a la confusión algunas explicaciones.
Solo quiero dejar abierta esta inquietud acerca del tono en color ya que esto es materia de estudio mas adelante. Creo que estudiar ya el tono en blanco y negro, tiene para bastante rato ya que deberemos dominar la técnica de plasmar los tonos con las mas variadas formas de expresión. En el ejemplo de la manzana hemos usado lápiz grafito, que se desliza por el papel para definir las distintas tonalidades. En ejemplo de acá abajo usamos plumilla, algo que tratamos también en el estudio de la línea, y es muy distinto ya que no deslizamos la pluma si no que “achuramos”, o producimos por la superposición de muchas líneas las tonalidades deseadas.