TINTA Y PLUMILLA  
 
El dibujo con tinta usando plumilla es algo que hemos visto en parte en el tema de la Línea. Esta herramienta de dibujo es básicamente para trabajar con línea con la que podemos lograr efectos lumínicos y texturas a través de achurados y degradados.
Pero la plumilla tiene además una característica muy especial que es valorizar la línea por si sola ya que a diferencia de los estilógrafos o lápices a tinta, con esta se pueden lograr distintos grosores en un mismo trazo, dependiendo de la capacidad de expandirse su punta.
   
  RETRATO CON ESTILOGRAFO O TIRALINEAS
   

Vamos a hacer un ejercicio de retrato usando tinta pero no precisamente con plumilla, que dicho de paso, se ven cada vez menos en el mercado por lo que usaremos un tiralíneas o estilógrafo ya sea recargable o desechable con el cual lograremos los tonos por medio del achurado y las zonas negras usando tinta con pincel.

Como es habitual comenzamos haciendo un encaje del personaje (espero que ya se note de quien se trata), como verán es muy importante cuidar las proporciones en el retrato desde el principio.

   
 

Paso siguiente, agregamos tinta con el lápiz que hayamos elegido (que, obviamente, también puede ser una pluma). Aquí vamos a remarcar las zonas mas relevantes en cuanto a contorno se refiere.

             
 

A continuación usaremos un pincel y tinta china negra para cubrir completamente las zonas mas oscuras, en esta caso la boina y parte de la corbata. Esto es algo fundamental en este tipo de dibujo en el que usaremos el negro absoluto y en la zona de la cara usaremos los medios tonos por medio del achurado.

               
 

Nótese también que hemos agregado algunas líneas en grafito como guías para el posterior achurado con lápiz tinta.
Esto ayuda a definir el dibujo antes del resultado final.

                 
 

Ahora vamos a agregar los tonos. Achurado significa lograr tonalidades a partir de muchos líneas superpuestas en distintas direcciones, esto debe hacerse con cierta cautela ya que las líneas demasiado desordenadas tienden a ensuciar la superficie del dibujo. Este aspecto es muy importante ya que como verán, en este paso ya se define el dibujo.

                   
 

Solo falta dar unos pequeños toques y con un programa computacional agregamos algo de contraste para diferenciar el blanco del negro.
Si el personaje que estás viendo es Pablo Neruda, creo que la tarea está cumplida.

             
Diseño y producción: Manuel Concha - info@dibujoypintura.cl